El influjo de lo clásico y de los medios digitales en las obras de Chuly Herrera que se hacen “#Crónicas sentimentales”

Antonio Fernández Seoane
11/ 09/ 2018

Tomando como referente a las “imágenes o caracteres” (de diversos asuntos, cosas o palabras) que se colocan en las redes sociales, aunque muy en particular en el “hashtag” 1 , Chuly Herrera (Camagüey, 1987) encuentra en esa usanza un singular modo de inventariar representaciones pictóricas en sus múltiples lecturas o reinterpretaciones para llegar con toda esa carga artística a la Galería Villa Manuela de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), condensada en sus “Crónicas sentimentales”.

Sin embargo, el joven artista no ha dejado de mirar atrás, de beber de las paradigmáticas fuentes del más tradicional arte pictórico, aunque tomando como patrón –quizás en las obligadas restricciones- a tres emblemáticos creadores de varias épocas de la historiografía universal del arte: por un lado, al holandés Rembrandt van Rijn, uno de los mayores maestros barrocos de la pintura y el grabado (el que también, poseía un profundo conocimiento de la iconografía clásica); por el otro, Vincent van Gogh, uno de los principales exponentes del postimpresionismo; y, por último, al noruego Edvard Munch, uno de los máximos representantes de la corriente expresionista.

“Así –como escribe Shirley Moreira en el catálogo de la muestra y curadora de ella-, el interés por la luz y los detalles de Rembrandt, las pinceladas y los matices de Van Gogh y la agresividad de los trazos de Munch, se mezclan en las piezas de Chuly Herrera para dar como resultado un escenario variopinto y sensitivo”.

Entonces, esta suerte de fusión en la búsqueda de nuevas expresiones en su carrera: lo clásico, por una parte, y la influencia de los medios digitales en la época que le ha tocado vivir, por la otra…; un resultado que nos podía parecer inasequible en su comprensión o lectura, pero impresionante por cuidada facturación pictórica y por la belleza conseguida.

Pero, más en concreto, aquel influjo se hace evidente al apropiarse también de los títulos de las obras de los tres paradigmáticos artistas y trasladarlos a sus piezas con la debida relación o establecimiento entre el “hashtag” y la nueva denominación (“#melankoli”, “#skriket”, etc.).

Una exégesis distinta, así, para el receptor, propuesta por el artista en esas constantes búsquedas en las experimentaciones… Un toma y daca éste de Chuly Herrera que enfrenta con fino y elegante arte –cuasi abstracto, cuasi figurativo y hasta posiblemente expresionista- la repercusión de un fenómeno que se hace de todos y que cada uno- lo pudiera utilizar de distinta manera, aunque él lo re-formula, lo re-dimensiona desde el panorama de las formas, las luces y los colores en las bellas artes.

La Habana, miércoles 5 de septiembre de 2018.

NOTAS

1 Una etiqueta​ (del inglés hashtag) es una cadena de caracteres formada por una o varias palabras concatenadas y precedidas por una almohadilla o numeral (#). Es, por lo tanto, una etiqueta de metadatos precedida de un carácter especial con el fin de que tanto el sistema como el usuario la identifiquen de forma rápida. Se usa en servicios web tales como Twitter, Telegram, FriendFeed,

Facebook, Google+, Instagram, Weibo o en mensajería basada en protocolos IRC para señalar un tema sobre el que gira cierta conversación.

Envíenos su comentario

Nombre:
Email:
Arriba