Reafirma Cuba garantías para el ejercicio de los derechos humanos

Conrado Vives Anias
16/ 05/ 2018

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, ratificó este miércoles el compromiso de su país con las garantías para el ejercicio de los derechos humanos, al presentar en Ginebra el informe nacional ante el Examen Periódico Universal (EPU).

En su intervención ante ese mecanismo del Consejo de Derechos Humanos, el canciller caribeño detalló que el documento expuesto es resultado de un proceso amplio y participativo de consultas que involucró a numerosas instituciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil.

De acuerdo con Rodríguez Parrilla, el informe presentado ante el III ciclo del EPU también es resultado de la implementación de las recomendaciones aceptadas en el segundo examen cumplido por Cuba en 2013, el 79 por ciento del total formulado.

Asimismo destacó las conquistas del pueblo cubano en relación con la protección de los derechos humanos alcanzadas a través de la Revolución, liderada por Fidel Castro Ruz.

En su intervención recordó que antes eran frecuentes en la isla las ejecuciones forzadas, los actos de torturas, había un alto nivel de pobreza y la dignidad de los cubanos era mancillada, mientras que ahora esa realidad ha sido transformada.

"La Revolución Cubana, liderada por Fidel Castro Ruz, transformó esa realidad y continúa empeñada en proteger la dignidad de su pueblo", aseveró.

El titular del MINREX afirmó que esa voluntad es invariable e inquebrantable,  y que el país ha dado pasos para perfeccionar su modelo económico y social.

También informó que su país  ha fortalecido la atención a la ciudadana, ampliando los mecanismos en manos de la población para tener una participación activa en las decisiones de Gobierno.

"El derecho a la vida ha sido siempre la mayor prioridad", subrayó, y luego aseveró que en la mayor de las Antillas"no hay tráfico de armas de fuego y las tasas de homicidio son muy bajas", lo que lo convierte en uno de los países más seguros del mundo.

A su vez, aseveró que el ejercicio democrático en Cuba es constante, y resaltó la trasparencia y constancia de sus procesos electorales.

"Nuestros procesos electorales no son contiendas mediáticas entre partidos elitistas, no se promueve la competencia y el odio ni se usa la tecnología para manipular", afirmó. Además, aclaró que en la Asamblea Nacional todos los sectores de la población se encuentran representados.

Según el diplomático, la participación de la sociedad civil en Cuba cobra protagonismo. Por ejemplo, en el proceso de consulta sobre la concepción del modelo económico participaron un un millón 600.000 ciudadanos.

Informó que la isla avanzó, con el apoyo de instituciones gubernamentales, en materia contra la discriminación por orientación de género, protección a a la niñez y la vejez.

En otra parte del informe, refirió que el "objetivo es construir una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible, por medio del fortalecimiento de la institucionalidad de nuestro sistema político, de carácter genuinamente participativo, con pleno apoyo popular".

Ejemplificó que sobre la base de la Constitución, se continúa fortaleciendo el marco jurídico-institucional para la protección y promoción de los derechos humanos, con modificaciones y propuestas ajustadas a las necesidades y realidades de la sociedad cubana y los estándares internacionales.

Haciendo alusión a los procesos electorales en Cuba, apuntó que son periódicos, transcurren en total libertad y normalidad conforme a la ley electoral; y se caracterizan por tener registros automáticos y públicos, nominación popular de los candidatos y altísimos niveles de asistencia a las urnas, en un clima de absoluta tranquilidad.

"En la Asamblea Nacional está representada la sociedad cubana en su amplia diversidad. Ocupan escaños obreros y campesinos; los intelectuales y artistas; los estudiantes y jóvenes; todos los sectores de la economía, la producción y los servicios, incluyendo el sector no estatal; los deportistas y científicos; los trabajadores de la prensa y las instituciones religiosas; así como las fuerzas armadas y de orden interior", detalló.

Por otro lado, aseveró que la sociedad civil cubana se consolida como un actor cada vez más importante en el panorama nacional, con un espacio asociativo abarca más de dos mil 200 organizaciones.

"La garantía para el ejercicio de los derechos humanos es una obligación prioritaria del Estado. En Cuba, cada esfera de la vida social cuenta con miles de defensores de estos derechos, cuya labor tiene el reconocimiento y apoyo gubernamental", precisó.

Fuente: Portal de la Radio Cubana en Internet

Envíenos su comentario

Nombre:
Email:
Arriba