El Bloqueo hizo perder a la cultura cubana 35 millones de dólares en el último año (+galería)

Redacción Informativa CMBF
30/ 10/ 2017

Varios sectores del país reciben cada año el fuerte golpe del Bloqueo Económico, Financiero y Comercial impuesto por Estados Unidos al país y que se ha convertido en la política genocida más larga de la historia.

Durante más de 50 años, el gobierno asentado en Washington intenta que Cuba cambie su sistema y ponga fin a la Revolución con una política anacrónica que, aunque no cumple ni cumplirá su objetivo, hace a los artistas cubanos el camino más difícil.

De acuerdo con el informe de la Isla antes de presentar este 1 de noviembre la resolución 71/5 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulada Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba, durante el último año el sector artístico perdió 35 millones 314 mil dólares.

Las pérdidas, principalmente, están relacionadas con los contratos a agrupaciones musicales, los pagos de derecho de autor y otras restricciones a artistas de la plástica, académicos, entre otros.

La cifra representa un incremento del 16% con relación a las del año pasado lo que indica que los efectos del recrudecimiento del bloqueo por parte de la administración Trump dejan ver sus efectos.

La comercialización del arte cubano a precios inferiores que sus competidores, la poca difusión y promoción del talento artístico de la Isla son algunas consecuencias de la injusta política, que impone regulaciones a las mayores transnacionales del mundo e impide la contratación directa y legal de creadores de Cuba.

Música

Las presentaciones musicales en vivo de intérpretes de nuestro país y que tienen lugar en Estados Unidos tiene que ser con carácter de intercambio cultural, sin un contrato comercial entre las partes, por lo que las empresas radicadas en la Isla no reciben beneficios económicos ante la imposibilidad de representar a los artistas en esos espacios.

Este último año acontecieron unas 46 acciones de intercambio con la participación de 308 músicos. De haber existido contratos económicos por sus presentaciones, y utilizando cifras conservadoras, podrían haber ingresado al país alrededor de 673 mil 300 dólares.

Si el bloqueo no existiera, se pudieran ingresar anualmente 3 millones de dólares solo por agrupaciones de la Isla.

La Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales (EGREM) se vio imposibilitada durante este período de realizar contratos con sus homólogas Blue Night Entertainment, Magnus Media, My Latin Thing y los Canarios Music, dejando de ingresar unos 500 mil dólares.

Derecho de autor

A pesar de que la parte cubana y la estadounidense llegaron a un entendimiento, la Asociación Cubana de Derecho de Autor Musical (ACDAM) no pudo concretar la firma de un contrato de representación recíproca con la Sociedad Americana de Compositores, Autores y Editores (ASCAP).

Por eso, no se pagan las correspondientes regalías ni se garantiza el respeto a los autores cubanos, a pesar de que ambos países suscribieron la misma convención sobre el tema y son países miembros.

Además, tres miembros de la ACDAM no pudieron concluir un curso online que impartió la Confederación Internacional de Sociedades de Autores y Compositores (CISAC), sobre derecho de autor y gestión colectiva.

Antes de que concluyera el curso, los representantes cubanos matriculados recibieron una comunicación de la CISAC informándoles que el curso se cerraría para ellos por ser Cuba un país sometido a sanciones del gobierno de los Estados Unidos.

Artes plásticas

Los artistas de la plástica son afectados por las disposiciones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, a pesar de que la enmienda Bergman permite la comercialización de piezas pictóricas y escultóricas en el país norteño.

El Fondo Cubano de Bienes Culturales (FCBC) es una de las instituciones encargadas de representar a los creadores plásticos cubanos, por lo que acoge un amplio universo de artistas, artesanos y diseñadores.

Las exportaciones que realizó esta institución en el período analizado llegaron a un millón 942 mil 200 dólares, pero ninguna pudo ocurrir en suelo estadounidense. Un estimado de los expertos considera que ese mercado podría aportar al país 12 millones de dólares anuales.

Cine

La producción cinematográfica requiere en cualquier país de elevados recursos y el mantenimiento de sus tecnologías, requisitos que en Cuba no pueden cumplirse con comodidad debido al Bloqueo.

Por ejemplo, el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos no tiene la oportunidad de acceder a Dolby, tecnología que sirve para el sonido en los distintos filmes.

A nivel mundial, las rutinas de sonorización están obligados a la emplear esa compañía norteamericana, sin cuyo crédito es casi imposible insertarse en el mercado internacional.

A causa de ello, Cuba está obligada a asociarse a coproductores internacionales para adquirir las licencias correspondientes, a quienes se debe ceder una parte del mercado potencial cubano.

Por otra parte, en el campo de la animación no se pueden adquirir las licencias de software imprescindibles para los procesos de producción. De ahí que deban, al igual que en el caso anterior, asociarse a productores extranjeros y compartir los ingresos que generan sus creaciones.

Conclusiones

Es innegable el daño que representa la imposición y mantenimiento del Bloqueo para Cuba y el desarrollo de su arte. Sin embargo, las creaciones de la Isla son cada vez más reconocidas a nivel internacional y trascienden la imposición de una política con la cual ningún país de las Naciones Unidas estuvo de acuerdo en las votaciones de 2016, con la histórica victoria de Cuba.

Si te ha parecido interesante este contenido, te invitamos a compartirlo en tus redes sociales con los botones debajo y utilizar las etiquetas #CubaVSBloqueo, #NoMasBloqueo.

Envíenos su comentario

Nombre:
Email:
Arriba