Favorables conjunciones inician nuevo Encuentro de Jóvenes Pianistas

Ignacio Cruz Ortega
03/ 06/ 2016

El lleno total del Teatro Martí y las prolongadas ovaciones al ruso Alexandre Moutouzkine preludiaron felizmente la realización en La Habana del 4to. Encuentro de Jóvenes Pianistas.

La apertura de la nueva edición hizo compartir el reto de Franz Liszt y el reconocimiento que goza el intérprete entre los diletantes capitalinos a lo que se sumó el parabién de los conciertos propuestos.

El lirismo y la hondura que demanda el gran compositor, con exigencias para una interpretación virtuosa, fueron resueltos por Moutouzkine sin parafernalias algunas al conjugar su personalidad y el fulgor de las partituras escogidas.

Teniendo el logrado respaldo de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba, dirigida por el Maestro Enrique Pérez Mesa, la exaltación del Concierto No, 2 en La Mayor; y la brillantez del Concierto No. 1 en Mi Bemol Mayor, fueron resueltos con toda la madurez interpretativa que exhibe el intérprete.

De por sí, el entendimiento del complejo mundo lisztiano, desde la personal solución de las complejidades dispuestas, evitó caer en efectismos o zonas trilladas.

Las imperativas de un público atento todo el tiempo, hicieron que Moutouzkine regalara como encore una preciosa versión de la Gavota, de Johann Sebastian Bach y su probado entendimiento de la música cubana desde Pan con timba, de Aldo López-Gavilán Junco.

La inauguración del Encuentro de Jóvenes Pianistas, que transmitió CMBF Radio Musical Nacional, tuvo en las palabras del catedrático Salomón Gadles Mikowsky su saludo al entusiasmo del auditorio y el agradecimiento a los organizadores del acontecimiento.

Recordó a su profesor César Pérez Sentenat a 120 años de su natalicio y sumó palabras de gratitud al Historiador de la Ciudad, Eusebio Leal, a quien estimó por «dedicar toda su vida a embellecer La Habana».

Asimismo, calificó de «milagro realizado» el hecho de que por cuarta vez el país acoja tamaña cartelera que reúne a valiosos exponentes internacionales y de «la importantísima escuela cubana del instrumento», al decir del eminente pedagogo que promueve el propósito desde la Manhattan School of Music.

Envíenos su comentario

Nombre:
Email:
Arriba