Monsieur Jaroussky en Cuba

Yamilé Jiménez
25/ 04/ 2016

Philippe Jaroussky. Foto: InternetMuy pronto el público cubano tendrá el enorme privilegio de disfrutar de una de las voces más aclamadas de la música lírica actual.

Se trata del contratenor francés Philippe Jaroussky, quien -con 38 años de edad recién cumplidos- trae consigo una carrera en la cúspide del éxito, colmada de elogios por sus presentaciones, premios y reconocimientos a su amplia y significativa discografía.

Invitado por la Oficina Leo Brouwer, a propósito del Mes de la Cultura Francesa en Cuba, su actuación se fechó para la noche del 30 de abril, junto al pianista Jérôme Ducros, como parte del Ciclo Contratenores del Mundo que tendrá su momento final en el Festival Contratenores del Mundo, a realizarse del 30 de septiembre al 8 de Octubre, según fuentes del coliseo.

Jaroussky, catalogado como «el primer contratenor superventas» de la historia, estudió violín en el Conservatorio de Versalles, instrumento que con certeza le auxilió en la adquisición de una voz precisa y afinada, por solo citar dos de sus grandes virtudes vocales.

Antes de llegar a sus veinte comenzó a interesarse por el canto y, una vez en la capital francesa, se inscribió en el Departamento de Música Antigua del Conservatorio parisino para dar rienda suelta a su voz que, para muchos, resulta compleja clasificar por su extenso registro y su particular timbre mezcla de niño y adulto, brío masculino y sutileza de mujer.

El debut de Philippe Jaroussky ocurrió en 1999 y desde entonces ha interpretado un número elocuente de obras, autores y estilos diversos, destacándose en el repertorio de la música antigua y en la obra de Scarlatti, Monteverdi, Vivaldi, Bach, Händel, Caldara y autores del siglo XX.

Jaroussyk ha participado en numerosos festivales haciéndose acompañar por conjuntos instrumentales de gran prestigio como La Fenice, Ensemble Elyma, Il seminario musicale, Ensemble Matheus, Le Concert d'Astrée, Europa Galante, La Arpeggiatta y Concerto Köln, además de acreditados solistas vocales como Sara Mingardo, Jennifer Larmore, Natalye Dessay, Nuria Rial, Max Emanuel Cencic, con los cuales ha compartido en escenarios y grabado numerosos discos.

En el fonograma Los pájaros perdidos, del año 2012, interpretó junto a otros solistas (con una elegancia de lujo y a la vez natural y sencilla) canciones representativas del repertorio folklórico suramericano, demostrando su capacidad expresiva, así como su interés en abarcar un repertorio cada vez más extenso.

En entrevista para El Cultural, de Madrid, con motivo de su actuación en el Teatro Real, Jaroussyk comentó: «A los contratenores, o se nos ama o se nos odia».

Particularmente tengo la firme convicción de que muchos cubanos, amantes de la buena música y conocedores de la brillante trayectoria de este intérprete, ya estamos inscritos en el primer grupo, de los que aprecian esta voz tan particular y reconocen que, gracias a Alfred Deller, René Jacobs, Paul Esswood o James Bowman y más recientemente a Philippe Jaroussyk, se ha diversificado y avivado oportunamente el espectáculo multicolor de las voces humanas.

 

 

 

Envíenos su comentario

Nombre:
Email:
Arriba